Candado de Madera

Revista AUS

“En términos sociales nadie puede perder la identidad, a menos que exista una amnesia colectiva generalizada. La identidad se transforma o se procesa, pero no se pierde. Lo interesante de este momento es que se desarrolló una mirada desde la arquitectura, era una mirada más materialista que sociológica de la situación, en que se temía la pérdida de los objetos de arquitectura. Podríamos decir un fundamentalismo materialista. Se empezaron a hacer una serie de proyectos que rescataban los objetos, se diseñaba en relación a esos principios.”

“En ese tiempo estaba la escuela posmoderna, que comenzaba a dominar la educación de la arquitectura, y Chiloé venía como anillo al dedo. Era lo único que se podía conservar en Chile. Ahí aparecían los verdaderos posmodernos, que buscaban conservar la historia a través de los objetos físicos.”

“Decíamos en ese momento que el material de Chiloé no era la madera, que el material de Chiloé era el espacio, el aire y cómo ese aire se moldeaba y representaba una cultura, enmarcada por un material determinado que era la madera, pero que podría haber sido otro. Si los Chilotes hubieran tenido piedra de calidad, quizás hubieran sido unos grandes constructores en piedra, pero tenían madera y se transformaron en carpinteros.”

 

 

Anuncios