Educar

Posgrados en el extranjero (27.2.2014, El Mercurio)

La mayoría de las universidades chilenas —públicas y privadas— está fuera de todo ranking de prestigio a nivel internacional. Sin embargo, muchos de sus exalumnos acceden, año tras año, a estudios de posgrado en universidades de clase mundial en el extranjero, sin sufrir discriminación alguna, dado el origen de su formación en pregrado, y apelando a logros académicos, principalmente. Sería interesante tener en cuenta este dato dentro del debate, como un ejemplo de garantía en el acceso a una educación de calidad, en donde las instituciones privilegian sistemas inclusivos de selección, abriendo además oportunidades laborales, que estos estudiantes difícilmente tendrían en Chile.

Fiscalización del lucro (9.4.2013, El Mercurio)

El hecho de que los gobiernos anteriores no fiscalizaran el lucro en educación, ¿es razón suficiente para dejarlo pasar una vez más? ¿Dónde estaría el aprendizaje?

Comida chatarra (10.7.2012, El Mercurio)

No parece muy sabio hacer una campaña pro vida sana con fondos públicos y, al mismo tiempo, subsidiar el consumo de comida chatarra a través de becas de alimentación, como el caso de Junaeb. 

Balance de movilizaciones (20.10.2011, El Mercurio)

Nos informamos a diario, a través de la prensa, acerca del número de detenidos, daños a la propiedad pública y privada, carabineros heridos, etcétera. ¿Cuándo nos informarán acerca del número de diálogos y acuerdos logrados después de una marcha?

Educación vs. empleo (11.10.2011, El Mercurio)

Me cuestiono sinceramente si, más allá del lucro o la gratuidad, el tema de fondo sea el de una educación de calidad. Los estudiantes parecen desconocer, en su concepción idealizada de la sociedad, que el mercado laboral impone finalmente sus propias reglas de selección en la vida real, en las que el nivel de preparación de los candidatos importa menos que el círculo social al que éstos pertenezcan, por mencionar un ejemplo. Dicho de otra manera, ¿están los universitarios conscientes de que una mejor educación no les garantiza empleos de calidad en el futuro?

Evaluación del paro (29.8.2011, El Mercurio)

En carta del día sábado, el lector Roberto Darrigrandi -así como muchas personas- muestra su preocupación por el daño a la imagen país que provocan los lamentables hechos de violencia ocurridos durante el último paro. Sin embargo, me llama la atención que quienes dicen preocuparse tanto de tal imagen, difícilmente reflexionan acerca del daño que en el mismo contexto causan las visibles desigualdades que persisten en Chile hoy, y que son objeto de estudio por parte de importantes organizaciones internacionales; entre ellos, la OCDE. ¿Acaso dichas desigualdades desaparecen también cuando se acaba la violencia?

Convalidación de títulos (8.4.2011, El Mercurio)

Al tratar de orientar a una arquitecta europea para completar la convalidación de su título profesional en nuestro país, cuyo proceso está a cargo de la Universidad de Chile, me he percatado del gran número de documentos que solicita dicha institución para iniciar el proceso solamente. Consultando acerca del tiempo que toma este trámite, los encargados se limitaron a responder que sólo después de dos meses de presentar la documentación, ellos estarían en condiciones de informar cuáles serían los pasos a seguir por parte del postulante.
Aparte de la incertidumbre que esto genera sobre el éxito o fracaso del trámite, es indignante el nivel de burocracia desde el punto de vista de un profesional extranjero que quiere aportar con sus conocimientos al desarrollo del país. Muchos docentes universitarios extranjeros, que actualmente imparten cursos avanzados en materias como ciencia y tecnología en nuestras universidades, han optado por omitir el trámite de convalidación, por considerarlo engorroso e inútil. El tema es más complejo si pensamos que las instituciones de educación europeas, norteamericanas, y algunas asiáticas, en donde se han graduado estos profesionales, aparecen en una envidiable ubicación en los rankings internacionales de universidades, comparados, por ejemplo, con la propia Universidad de Chile, que está a cargo de la convalidación.
Me pregunto cuántos extranjeros, deseosos de aportar a nuestro desarrollo habrán optado por abandonar el país al ver tantos obstáculos para cumplir con sus expectativas.

Anuncios